Fundadora/Directora

Goretty creció sin muchas comodidades, pero con un gran afecto por Cochabamba. A través de muy buenos resultados académicos, tuvo la posibilidad de acceder a una beca. Estudió en Rusia química y más tarde en Múnich tecnología de alimentos. La emergencia en su país no era para ella un tema personal. La creencia cristiana estaba negada para ella. La razón por lo que esto cambió fue cuando Goretty en 1995 en Múnich Alemania conoció la fé en Cristo Jesús y su vida tomó un nuevo rumbo. Para la siguiente visita a su país, ella observo las personas con otra visión completamente diferente. De vuelta en Alemania, ella no olvidaba la situación en su país. En los siguientes años en Múnich llegó la idea de hacer realidad un proyecto con niños en Bolivia y ella no se dejó desanimar por muchos contratiempos que se le presentaron.

Los contactos y el apoyo de la iglesia Evangélica en Múnich permanecieron. De allí son muchos amigos y grupos de Mailand, Canadá, Inglaterra y Gran Canaria.

Goretty y sus hermanos abrieron su casa privada, la cual se encuentra inmediatamente cerca de la zona de tolerancia. Poco a poco se realizan pequeñas ampliaciones y modificaciones, una cisterna y una celda solar son algunas de ellas. Los niños no tienen permitido pasar la noche en la casa debido a razones legales.